Es fácil confundirse dada la gran variedad de correas disponibles. Es por eso que vale la pena pensar exactamente para qué necesita una correa y luego elegirla en consecuencia.

¿Corto o largo?

Dependiendo del tamaño del perro, las correas entre 1 y 1,5 metros son las más adecuadas para los paseos diarios por la ciudad (las más cortas serán para perros más grandes) Esto le permite a su perro oler fácilmente sin que la correa se arrastre por el suelo. Si es necesario, por ejemplo, cuando usa el transporte público, simplemente puede acortar la correa, y si la separa del perro, puede usarla cómodamente en el cuello o el hombro.